Galego / Castellano
galego carta de servicios contacto DO serie L y C DO serie S convocatorias búsqueda socios programas noticias prensa digital e-Boletín ED publicaciones ED CE en España presidencia UE enlaces

 


 
 

Las relaciones exteriores de la UE con América Latina



RELACIONES POLÍTICAS

CRONOLOGÍA
1969
Declaración del Consejo Europeo sobre las relaciones de la UE y América Latina, pocos meses después de la constitución de la Comunidad Andina.
1974
Primera conferencia bienal entre el Parlamento Europeo y el Parlatino (CAN).
1976
Creación del primer programa europeo de asistencia financiera y técnica para los países en vías de desarrollo de Asia y América Latina.
1983
Firma del primer tratado de cooperación entre la UE y el CAN.
1990
"Declaración de Roma" para entablar el diálogo político entre la UE y el Grupo de Río.
1991
Entrada en vigor del Sistema de Preferencias Generalizadas (SPG) andino.
1993
Firma entre la UE y los cinco países andinos del "Acuerdo Marco de Cooperación" entre ambas regiones.
1995
Firma entre la UE y los países del CAN del acuerdo sobre el control de precursores químicos, utilizados para el procesamiento y producción de drogas ilícitas
1999
Primera cumbre Euro americana de Jefes de Estado y de Gobierno, en Río
2002
En Mayo se produce la Segunda Cumbre Euro americana de Jefes de Estado y de Gobierno, en Madrid
2003

En Marzo se produce la reunión ministerial UE-CAN en Atenas.
En Diciembre se firma el Acuerdo de dialogo y cooperación política UE-CAN.

2004
En Mayo se produce la Tercera Cumbre Euro americana de Jefes de Estado y de Gobierno, en Guadalajara
2005

Entrada en vigor del nuevo Sistema de Preferencias Generalizadas.
En Mayo se produce la reunión ministerial UE- Grupo de Río.

2006

Cuarta Cumbre UE - América Latina/Caribe de Jefes de Estado y de Gobierno, en Viena
Integración de Venezuela en MERCOSUR


La Unión Europea mantiene relaciones con América Latina desde su inicio en los 60. Dos regiones con vínculos históricos, sociales y culturales.

La consolidación de la democracia en América Latina y la profundización de la integración europea promovieron el acercamiento entre las dos regiones, que se concretó con la contribución europea en el proceso de paz en Centroamérica.

La relación entre los dos continentes se profundizó aún más con el ingreso de España y Portugal a la Comunidad Europea en 1986, que significó un aumento de los flujos comerciales y de inversión.

Las relaciones UE/América Latina se han desarrollado simultáneamente a nivel nacional, regional y subcontinental. Numerosos convenios de cooperación, cada vez más completos, vinculan todos los países de América Latina con la UE. Los hay desde acuerdos clásicos, con componente importante de cooperación; hasta acuerdos de tercera generación con cooperación económica e industrial y creación de zonas de libre comercio. Hay una tendencia a actualizar todos los acuerdos para adecuarse a los retos actuales.
Así, la UE está en avanzado proceso de negociación con el MERCOSUR : la firma de un nuevo tratado que supondría una liberalización sustancial de los intercambios comerciales, además de un espacio de cooperación económica y un foro de diálogo político.
Los acuerdos más avanzados en este sentido hasta ahora son con Chile y México.

RELACIONES ECONÓMICAS BIRREGIONALES

Desde el punto de vista de las relaciones económicas y comerciales, la UE sigue siendo el segundo socio comercial de América Latina, región que en los últimos años ha sido uno de los mercados más dinámicos para las exportaciones europeas.
La UE exporta a la región  principalmente productos industriales, mientras que América Latina exporta al mercado comunitario fundamentalmente materias primas y combustibles, representando los productos manufacturados sólo el 23% del total.

En el transcurso de la década de los 90, la importancia para América Latina del comercio con Europa ha decaído con respecto a los intercambios con otros socios. Entre 1990 y 1997, las exportaciones latinoamericanas a Europa cayeron drásticamente como porcentaje de sus ventas totales, del  24% al 13.5%, en claro contraste con el aumento de las ventas de la región al resto del mundo (128%).
Si bien es cierto que el comercio interregional ha crecido substancialmente en valores absolutos, esta progresión global obedece en esencia al aumento de las importaciones latinoamericanas desde Europa (un 164% acumulado durante los años 90).
Por su parte,  las exportaciones europeas a la región acusan una creciente concentración, si a principios de la década el Mercosur absorbía alrededor de un tercio de las ventas totales de la UE a América Latina, esta proporción superaba el 50% en 1997.

Entre tanto en el mercado latinoamericano la UE ha cedido terreno ante Asia y EEUU. En efecto la proporción de las importaciones latinoamericanas originadas en Europa descendió del 21% al 16% durante la última década, mientras que la de Asia creció del 9% al 15% y la de EEUU pasó del 38% al 43%. Un factor importante de esta pérdida de partes de mercado fue el desarrollo del mercado entre EEUU y México. Entre 1990 y 1997, la parte de EEUU en las importaciones mexicanas ascendió del 66% a casi un 75%, mientras que la UE cayó casi a la mitad del 17% al 9%.
En consecuencia, la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) parece haber ejercido un efecto de desviación del comercio europeo con México. En este contexto, la eventualidad de que todos los países de América concluyan un ALCA de aquí al 2005 plantea serios interrogantes a cerca del futuro de los lazos económicos europeos con América Latina.

Futuro
Por otra parte, no podemos dejar de hablar de la crisis económica que ha afectado a la región. En 1997 la economía latinoamericana alcanzó uno de sus mejores desarrollos, el PIB creció en un 5.4% y los flujos de capital extranjero alcanzaron la cifra récord de 85 billones de dólares. A los países de la región se les denominaba "economías de mercado emergentes". Pero cuando en ese año, 1997, se produjo la crisis económica asiática, las "economías emergentes" sufrieron debido a la extrama volatibilidad de sus mercados financieros. El resultado fue el empeoramiento de las balanzas de pagos de los países de América Latina, el descenso de los flujos de capital, y en general, la reducción de su actividad económica.
Tres años después, las economías de América Latina están empezando a recuperarse, espoleadas en parte por el crecimiento de la economía brasileña y su control sobre la inflacción. El FMI  prevé un crecimiento en la producción de la región, estima un crecimiento del PIB en torno al 4.0% este año, y de un 4.7% en el año 2001.
En caso de verificarse la "competencia" comercial entre la UE y EEUU en América Latina. Para la UE se plantearía un giro radical del conjunto de la política europea hacia la región. Así la tradicional actitud europea, (patente en la retórica de interdependencia y afinidad cultural) podría dar paso en lo sucesivo a una estrategia más abiertamente orientada hacia la defensa de los intereses europeos.


RELACIONES BILATERALES

En 1990 se firmó un acuerdo marco de cooperación económica y comercial por un período de cinco años que ha favorecido considerablemente el desarrollo de las relaciones bilaterales. Se trata del primero de los acuerdos llamados de "tercera generación", e incluye la cláusula "democrática" y el tratamiento de nación más favorecida. Más tarde se firmaron un acuerdo sobre el comercio de los productos textiles (1986, renovado en 1992), un acuerdo en materia de pesca (1994) cuyo período de vigencia ha finalizado, acuerdos sobre las oleaginosas (1994) y la energía nuclear (1998) y de cooperación científica y tecnológica (1999).

El programa de cooperación UE-Argentina 2000-2006 adoptado en 2000 y revisado en mayo 2004 trata de la estrategia de la UE relativa a la gestión de la crisis económica argentina que empezó en diciembre 2001 pero fomenta más la cooperación económica que la cooperación Financiera y Técnica. En efecto, los proyectos en ejecución conciernen de un lado la Cooperación Financiera Y Técnica y por otro lado la Cooperación Económica.

La Cooperación Financiera y Técnica centra se destina a la mejora de la calidad de vida de los sectores más desprotegidos de la población. Actualmente, en Argentina, están en curso tres proyectos de asistencia técnica, dos de los cuales se encuentran en fase de finalización y cierre: desarrollo integral Ramón Lista (en fase de cierre), Desarrollo regional y reforzamiento de las estructuras provinciales de apoyo a las PYMES argentinas (en fase de cierre) y Apoyo a proyectos Alimentarios Comunitarios.

La Cooperación Económica contribuye a fomentar el progreso económico de la región mediante el apoyo al sector privado, en particular a las PYMES, a fin de garantizar su apertura a los mercados internacionales, mejorando la calidad de producción y la eficacia de las empresas. Actualmente, está en curso el proyecto de Mejora de la Eficacia y Competitividad Económica Argentina.

Índice de proyectos

En 1992 se sustituyó el acuerdo de cooperación de 1982 por uno que incluye los elementos habituales en los acuerdos de "tercera generación". También existen acuerdos sobre la importaciones de mandioca (1982-86), el comercio de productos textiles (1986) y las oleaginosas (1994); se están firmando otros acuerdos en relación con la ciencia y la tecnología, el sector nuclear y los ámbitos veterinario y fitosanitario que tienen repercusiones en las actividades comerciales.

En 2002, la Comisión adoptó dos documentos que rigen la actual cooperación con Brasil:

Las orientaciones estratégicas definidas como áreas prioritarias para 2001-2006 son:
  • La reforma económica (30 millones de euros)
  • El desarrollo social (15 millones de euros)
  • El medio ambiente( 6millones de euros)

(lista completa de los proyectos y mecanismos de cooperación)

La cooperación de la Unión Europea con Colombia, al igual que ocurre con los demás países andinos, está regulada por el Acuerdo Marco de Cooperación firmado en 1993 entre la Comunidad Europea y la Comunidad Andina. Los ejes de la ayudad de la Unión europea son:
  • El apoyo a la modernización del sector productivo colombiano (definición de políticas sectoriales, refuerzo de la competitividad de las empresas, modernización de las infraestructuras..)
  • El refuerzo del Estado de Derecho (Apoyo a la administración de justicia, a la descentralización, a la eficacia del aparato de Estado y al papel de la sociedad civil y de los electos locales en el proceso de paz.)
  • El apoyo al desarrollo alternativo
  • La contribución al proceso de paz
  • La protección del medio ambiente y la conservación de los recursos naturales.
Aún no se ha concluido formalmente el acuerdo sobre el comercio de productos textiles rubricado en 1986, por lo que se aplica a título provisional (lo mismo sucede con acuerdos idénticos alcanzados con Guatemala y Perú).

En 1995 se firmó un acuerdo para crear fondos de asistencia a la lucha contra la desviación de las sustancias químicas hacia la fabricación ilícita de drogas (precursores). Se han alcanzado acuerdos idénticos con Ecuador, Perú y Venezuela.

El acuerdo marco de cooperación de "tercera generación" firmado en 1990, que ya era muy completo, se vio sustituido en 1996 por un acuerdo que refuerza la cooperación en todos los ámbitos y prevé el establecimiento de una asociación política y económica que incluya la total liberalización de los intercambios. Este acuerdo, similar al acuerdo UE-Mercosur, entró finalmente en vigor el 1 de septiembre de 1999. La primera reunión del Consejo conjunto, celebrada el 24 de noviembre de 1999 en Bruselas, ha establecido la apertura de negociaciones con vistas a un nuevo acuerdo de asociación. Por otra parte, también entró en vigor el 1 de junio de 1999 un acuerdo sobre los precursores de drogas y de sustancias psicotrópicas, y además el 13 de julio de 1999 se firmó un protocolo sobre asistencia administrativa mutua en materia aduanera.

En septiembre 2002, se firmó un Acuerdo de cooperación científica y tecnológica entre la Comunidad Europea y la Republica de Chile y a finales de abril de 2002 la Comisión Europea terminó las negociaciones de un Acuerdo de Asociación con Chile que se apoyaba en tres pilares: el diálogo político, la cooperación económica y las relaciones económicas y comerciales. Parte del acuerdo entró en vigor el 1 de febrero 2003 tras ser firmado por ambas partes en noviembre de 2002 en Bruselas.

Lista de los proyectos
Lista de los programas

Una vez aprobadas por el Consejo, las negociaciones relativas al establecimiento del capítulo comercial, concluidas el 24 de noviembre de 1999, han permitido el establecimiento de una zona de libre cambio de bienes y servicios, la liberalización progresiva de las inversiones y de los pagos relacionados con los mismos, la apertura recíproca de mercados públicos y la adopción de normas en materia de competencia y de propiedad intelectual.

En 1991 se sustituyó el acuerdo de cooperación de 1978 por otro que no incluye la cláusula sobre el respeto de los derechos humanos, por lo que no se puede considerar de "tercera generación". Sin embargo, en 1997 se firmó un acuerdo de "cuarta generación" por el que se organiza una asociación completa que prevé un diálogo político basado, entre otras cosas, en el respeto de la democracia y los derechos humanos, la progresiva liberalización de los intercambios y la cooperación en todos los ámbitos. Este acuerdo recibió el dictamen conforme del Parlamento Europeo el 6 de mayo y entró en vigor el 1 de julio de 2000.

En el marco del acuerdo de "cuarta generación" o acuerdo global, la definición y la puesta en marcha de la cooperación bilateral entre México y la Unión Europea se sustentan en 2 documentos básicos:

  • Un Documento de Estrategia aprobado por la UE en mayo del 2000
  • Un Documento de Programación para el periodo 2002-2006 (Memorando de Entendimiento) firmado por las partes en el marco de la Segunda reunión del Comité Conjunto del Acuerdo en Puebla el 3 de octubre del 2002.

Esta estrategia prevé un monto global de la contribución financiera por parte de la Unión Europea en 56,2 millones de euros para el periodo 2002-2006. Las áreas prioritarias de cooperación son el Desarrollo social y reducción de la desigualdad, la Cooperación técnica y científica, la Cooperación en el sector económico y la Consolidación del Estado de derecho y apoyo institucional.

Entre los últimos acuerdos firmados se encuentra, un acuerdo de cooperación científica y tecnológica entre la UE y México firmado el 3 febrero de 2004.

El acuerdo de cooperación de "tercera generación" de 1992 incluye las cláusulas habituales.

Las relaciones entre Paraguay y la EU se inscriben dentro del Acuerdo marco de Cooperación de 1991 y en el acuerdo marco de cooperación entre EU y MERCOSUR de 1995. Se puede destacar de la intervención de la cooperación de la Unión Europea las líneas de actuación siguientes: 1. Reforma institucional y modernización del estado 2. Educación, reforma estructural social y poblaciones marginales 3. Transformación productiva e integración regional 4. Medio Ambiente

El acuerdo comercial de 1973 fue sustituido en 1991 por un acuerdo de cooperación de "tercera generación". También existen acuerdos sobre el comercio de productos textiles (que se aplican de forma provisional hasta que se concluyan formalmente) y sobre las carne de ovino y caprino (1980, 1990 y 1994).

Las relaciones entre Uruguay y la EU se inscriben dentro del marco del Acuerdo marco de Cooperación de 1991 y en el acuerdo marco de cooperación entre EU y MERCOSUR de 1995.

Las prioridades puestas de relieve en el Documento de Estrategia para 2000-2006 son: la producción y los servicios, la modernización del Estado, la integración regional, el sector social y la protección del medio ambiente.

Actualmente, existen 12 proyectos en ejecución que representan un importe de 23 millones de euros y que se refieren a las siguientes áreas: áreas sociales (policías sociales y urbanas, desarrollo social en pobres áreas, mejora de las aptitudes educativas), áreas institucionales (apoyo al Parlamento uruguayo y a las otras instituciones), y protección del medio ambiente.

La estrategia para el periodo 2001-2006 adoptada en agosto 2002 por la Comisión europea se concentra en las tres prioridades siguientes: Reformas económicas (8.4 millones - 45% del presupuesto previsto) Modernización del Estado (€5.5 millones - 30% del presupuesto previsto) Desarrollo social (€2.45 millones - 13% del presupuesto previsto)

Las relaciones políticas UE/Venezuela se desarrollan principalmente a nivel regional, antes con la Comunidad Andina de Naciones , y a partir de ahora será con MERCOSUR, y en el marco del diálogo institucional entre la Unión Europea y el Grupo de Río, para reforzar las relaciones en el campo político, económico, social y humanitario.

En el ámbito bilateral, la Comisión centra su cooperación particularmente en dos necesidades básicas que tiene Venezuela de acuerdo con las prioridades del gobierno:
- planes de prevención para mitigar los efectos de los desastres naturales.
- Diversificación de la economía a través de acciones en el sector pesquero, lo cual también está incluido en los planes del gobierno, y que afecta algunas zonas de pobreza crítica y con riesgos de inundación.
A nivel bilateral la Delegación de la Comisión Europea en Venezuela cumple funciones de reforzamiento del diálogo político de alto nivel UE/Venezuela sobre temas de interés mutuo. El Embajador, Jefe de la Delegación, participa en calidad de miembro permanente de la "Troika Comunitaria" en todas las iniciativas tomadas en el ámbito de la PESC entre la UE y Venezuela. Al diálogo cotidiano hay que añadir momentos clave para las relaciones, como las visitas de alto nivel de ambas partes .

Las relaciones entre la UE y Venezuela se implicaban principalmente en el ámbito regional de la CAN . El Acuerdo-marco que establecía la relación es de 1993 y entró en vigor en 1998. El dialogo político se basaba en la "Declaración de Roma ", firmada en 1996. Las relaciones políticas se habían reforzado e institucionalizado a través de la firma del "Acuerdo de dialogo y cooperación política" UE-CAN de 2003, que reemplazaba al de Roma y se extendía a varios ámbitos: prevención de conflictos, buena gobernanza, inmigración y política antiterrorista. Venezuela participaba en el diálogo de alto nivel contra el tráfico de drogas UE-CAN firmado en 1995 y en vigor desde 1997.

En el contexto de las dificultades de los últimos años del país, la Unión presentó varias declaraciones presidenciales de 2002 a 2004, expresando su apoyo a la Organización de Estados Americanos y enfatizó la necesidad de soluciones pacíficas, democráticas, constitucionales y electorales para los problemas políticos del país. Para el referéndum revocatorio de 2004 la Comisión envió una Misión de Observación Electoral al país.

En el ámbito económico, comenzando por el sector energético existe un acuerdo bilateral Comisión - Venezuela, de discusión y cooperación en ámbitos específicos como el diálogo entre productores y consumidores, el marco regulador del sector energético y la tecnología del sector energético.
Venezuela se beneficia del "Sistema de preferencias generalizadas" desde Noviembre del 2005. Gracias a este sistema de acuerdos "de tipo comunitario" el 85% de sus exportaciones cara la Unión están exentas de aranceles. La UE es un socio de tamaño medio en el comercio con Venezuela. En 2002 solo tenían un 12.3% de comercio frente al 43.4% con EE.UU.
Desde el punto de vista comunitario Venezuela es un 0.3% tanto de las exportaciones como de las importaciones. La mayor importación europea es de productos energéticos (62%) y las importaciones venezolanas son de maquinaria (31%) y productos químicos (16%).
El balance está tradicionalmente inclinado a favor de la UE, aunque depende de los precios del petróleo. El ejemplo de esto es que entre 1998 y 2001 la media de excedente a nuestro favor en las relaciones comerciales era de 928 millones de euros y en 2002 ya solo era de 361 millones.
Europa es el mayor inversor en Venezuela, y e su inversión se concentra el los sectores energético y de servicios. En 2002 la cantidad rondaba los 188 millones de dólares, el 64% de la inversión extranjera en el país.

Junto al gobierno de Venezuela, la Comisión esta preparando un nuevo acuerdo estratégico para el periodo 2007-13, el cual será implementado en 2007.

Venezuela se beneficia por ahora de los programas que implican al CAN y a los programas comunitarios horizontales para Latinoamérica



RELACIONES CON MERCOSUR

En 1991, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay se fijaron el objetivo de organizar un mercado común del Cono Sur (Mercosur). Con esta agrupación económica, la cuarta del mundo en importancia (205 millones de habitantes y casi 900.000 millones de dólares de PIB), solamente precedida por el TLCAN, la UE y el Japón, la Unión Europea celebró un acuerdo marco firmado el 15 de diciembre de 1995. Dicho acuerdo incluye tres capítulos: una asociación para las cuestiones en materia de política y seguridad, un proceso reforzado de cooperación en el ámbito económico e institucional, y el establecimiento de una zona de libre cambio de mercancías y de servicios en el respeto de las normas de la OMC. El acuerdo entró en vigor el 1 de julio de 1999 y la primera reunión del Consejo de Cooperación creado por dicho acuerdo se celebró el 24 de noviembre de 1999 en Bruselas, donde se mencionaron las directivas de negociación del Consejo de 13 de septiembre de 1999 con objeto de aprobar nuevos acuerdos de asociación con Mercosur. En el transcurso de la reunión de 23 febrero de 2000 celebrada en Portugal entre Mercosur, Chile, Bolivia y la UE, los participantes manifestaron que estas negociaciones debían ser globales y cubrir todos los ámbitos de sus relaciones políticas, económicas y comerciales, así como todos los capítulos de su cooperación.

Para obtener más información:
- Sitio Internet de la Comisión Europea sobre las relaciones y las negociaciones de la UE-MERCOSUR
- Foro empresarial UE-Mercosur



RELACIONES CON LA COMUNIDAD ANDINA DE NACIONES (CAN)

La Unión Europea mantiene relaciones regulares con los países andinos (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela) desde 1969, fecha en que se constituyó el Grupo Andino, que en 1996 se convirtió en la Comunidad Andina. La Unión celebró un primer acuerdo de cooperación con dichos países en 1983, y posteriormente, en 1993, un acuerdo del tipo "tercera generación", que prevé la cooperación económica y comercial, la cooperación al desarrollo y la concesión de la cláusula de nación más favorecida. La última reunión se celebró paralelamente a la Cumbre de Río, en junio de 1999.

La reunión entre los jefes de Estado de la UE y de la Comunidad Andina que tuvo lugar en Madrid en mayo 2002 impulsó la negociación de un Acuerdo de Diálogo político y de Cooperación con el objetivo de crear las condiciones necesarias para que, una vez completada la Agenda de Desarrollo de Doha, sea posible la firma de un Acuerdo de Libre Comercio. El Acuerdo de Dialogo político fue firmado en 2003. Ahora se está negociando un Acuerdo de Asociación que incluiría una zona de libre cambio. Este objetivo fue reiterado durante la reunión de Guadalajara, México en mayo 2004.



AYUDA FINANCIERA Y TÉCNICA

Los acuerdos de cooperación entre la Unión Europea y América Latina incluyen acuerdos con el Mercosur, el Grupo Andino y América Central. El Diálogo de San José establecido en 1984 ha facilitado una plataforma para el diálogo entre la Unión Europea y los países de América Central, asimismo ha desempeñado un papel central en el proceso de democratización y cooperación en la región. Las negociaciones para llegar a un acuerdo de libre comercio entre la UE y México concluyeron en enero del 2000 y el acuerdo entró en vigor el 1 de julio de 2000.. Este es un acuerdo global con el fin de establecer una zona de comercio totalmente libre entre la UE y México durante la primera década del siglo.

La primera cumbre entre los 48 Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, América Latina y el Caribe se celebró en Río en junio de 1999. La declaración de Río de Janeiro subrayaba los lazos políticos, económicos y sociales entre las dos regiones para desarrollar una "asociación estratégica" que debería centrarse en objetivos comunes, como el aumento de la democracia participativa y representativa y las libertades individuales, el cumplimiento de la ley, el buen gobierno, el pluralismo, la paz y la seguridad internacionales, la estabilidad política y la confianza entre naciones.En el plano económico, el plan adoptado por la cumbre previó la introducción de mecanismos de cooperación regional bilateral para fortalecer los sistemas financieros nacionales.

La segunda cumbre tuvo lugar en Madrid en mayo 2002. Se trató de evaluar el cumplimiento de los compromisos de la Cumbre de Río de Janeiro. Se reiteró el objetivo de estrechar las relaciones, profundizar la cooperación en los asuntos de interés común, incrementar los flujos económicos y de inversión entre la UE y América Latina y consolidar las reformas ya emprendidas. Sin embargo los países latino americanos criticaron la actitud más bien proteccionista de la UE frente a los productos latino americanos.

La tercera cumbre tuvo lugar en Guadalajara los 28 y 29 de mayo de 2004. Se subrayó la cohesión social con el combate a la pobreza, las políticas de desarrollo social, la gobernabilidad democrática, la promoción del empleo, la distribución del ingreso, los flujos migratorios y el papel de la integración regional. Otros temas de interés fueron la seguridad internacional, la arquitectura financiera internacional, la deuda externa, la prevención de crisis y la cooperación al desarrollo en los temas centrales de educación, ciencia, tecnología y cultura.

El Banco Europeo de Inversiones está llamado a intensificar sus actividades en América Latina. Los programas de ayuda se dirigen a "luchar contra la marginación, la exclusión social y la pobreza extrema". Los Jefes de Estado decidieron apoyar la participación ciudadana en los programas de desarrollo económico y social y en las medidas para reforzar la integración regional.

Dentro del marco del programa AL-INVEST cooperan una red de operadores de Europa y América Latina en la organización de reuniones entre empresas pertenecientes al mismo sector en ambas orillas del Atlántico. AL-INVEST ofrece información y asistencia a los empresarios latinoamericanos que buscan oportunidades de asociación con sus homólogos europeos.

Dentro de este contexto, el Banco Europeo de Inversiones (BEI), institución financiera comunitaria, lleva activa en la región desde 1990, cuando se firmaron las asociaciones con quince países latinoamericanos.

Los fondos del BEI son utilizados para financiar inversiones en los países signatarios de los acuerdos de cooperación con la UE.

El papel del Banco Europeo de Inversiones está encuadrado por mandatos. El primer mandato fue expedido en 1993 y el actual mandato (ALA III) de 2 480 millones de euros cubre el periodo de 2000 -2007.
Los préstamos del BEI en América Latina para el periodo 1993-2003 alcanzaron 1 891,7 millones de euros.
Nuevamente, en el periodo 2007-2013, prevé un paquete financiero para Latinoamérica de 2.8 Billones de Euros.
Las actividades del BEI financiaran acciones en la línea de las prioridades de la Unión cara a Latinoamérica, incluyendo apoyo a las organizaciones de intregación regional y el desarrollo interconectado, especialmente en el campo de la Energía.